Añoranzas y Recuerdos

En este Blog iré recopilando,fotografias, anecdotas y recuerdos, de mi larga vida, en el mundo del transporte.
Se lo dedico a mi mujer,mis hijos,hermanos , nietos y a todos los amantes de la carretera en especial el mundo del camión.
Faustino Jimenez.

Encinasola

Encinasola

viernes, 31 de octubre de 2008

El néctar de lo Conocido 2008

Pegaso Europa modelo 1065, Matricula: SE-164203


En una familia unida, salir fuera de casa a trabajar no era fácil, tenía sus inconvenientes; nuestros mayores ponían muchas pegas y ejemplos de los males que habían acontecido a los que antes se arroparon la cabeza y un dia decidieron probar otros aires que le gustaran más.
Esto no quiere decir que el volar sea imposible.

En aquellas fechas era desconocido ese “más allá” pero siempre había una puerta por donde se podía uno “escabullir” para salir mejor o peor.
Un “dimigirete” del pueblo era decir “lo difícil es empezar” “lo malo es la primera vez”. Pero hay que ver los sinsabores que se pasan hasta encontrar un destino o abrir un camino donde el trabajo sea de tu gusto y a la vez que sea rentable a tu bolsillo.
Mirando atrás, en nuestro pueblo se fijaban en los que venían de fuera con los bolsillos rellenos hablando bien de su trabajo en las capitales.
Luego no era así de fácil. Mucho mejor si que venían, pero su trabajo le había costado; dice el refrán que ¡no es oro todo lo que reluce!
Pronto pasaron los años y en mi casa abundaban los conductores, siendo fácil coger uno de compañero y salir de viaje cruzando el mapa de punta a rabo.
Como ya tenia buenos recuerdos de otros viajes al norte, añoraba volver por las tierras de España y circular por otros horizontes donde todos los días por la mañana veía el amanecer y por la tarde la puesta de sol desde distintos puntos geográficos, si uno era bonito el otro mucho mejor.
De acuerdo con un tratante de ganado vacuno de Jerez de los Caballeros, todas las semanas el sábado se cargaba un camión de “chotos” o sea becerros de unos 200 Kg. de peso aproximados y los llevaba durante toda la semana con mucho trabajo a lo largo del viaje, porque el transporte de ganado algunas veces era conflictivo, a varios mataderos de distintas capitales, con preferencia de Barcelona, Bilbao y Madrid, llegando el domingo a nuestro destino, se descargaba en almacenes, se limpiaban los vehículos y seguidamente a cobrar el transporte.
Con el trabajo terminado llegaba el descanso y el lunes se buscaba en las agencias una carga de retorno para nuestra tierra, lo más cerca posible de casa, entre los amigos que conocías (o sin conocer). No era difícil cargar para Andalucía, donde a ciertos puntos no venían los demás transportistas por ser desconocidos para ellos. A nosotros nos venia bien y así volvíamos pronto, terminando el viaje y una vez en casa, descansar y disfrutar de la familia. Sin olvidar que había que preparar para el Sábado siguiente.
Faustino Jiménez.

2 comentarios:

  1. Bonitos recuerdos Faustino. Un abrazo para ti y toda la familia.
    Ana Mari

    ResponderEliminar

Para hacer un comentario te vas a seleccionar "Perfil" marcas anonimo escribe el comentario y le das a publicar.
En casos que estes registrado y tengas algun Blog y te pide la URL es la direccion de tu blog y el nombre que quieres que salga, que es el que ya tengas adoptado, en mi caso es Fontenla.